Embarazo y Crianza

El perro verde: El rol de los padres en la crianza

Por Alejandro Busto Castelli



En cierta ocasión le ofrecí a una mamá que acababa de montar una ludoteca, la posibilidad de dar unas charlas o talleres a parejas, con el fin de ir promoviendo una cultura de crianza positiva, con apego, empezar a hablar de como construir autoestima sana en los niños.

El proyecto de esta ludoteca era y es hermoso, una Mamá que había esperado tres años largos para montar su sueño, un proyecto educativo distinto, alejado del concepto parking de niños, “usted vaya de compras, que nosotros se lo miramos”. Lo había hecho así, para ofrecer a su pequeña una lactancia prolongada, una presencia permanente, una madre comprometida con una manera diferente de hacer las cosas.

Habíamos llegado hasta allí buscando un lugar para compartir con nuestros peques sin tener que dejarlos solos, o mirarlos a través de un cristal como en la mayoría de los parques de bolas de Madrid.

Ella me agradeció el ofrecimiento, me miró y con mucho respeto me dijo que no le parecía muy procedente que un hombre diera estas charlas.

Pregunté algo tímido cual era la razón por la que ella opinaba así. Ella me explicó que sus clientas eran Mamás que en general no contaban mucho con sus parejas para la crianza. Ellas habían dejado sus trabajos, ellas buscaban lugares como esos, ellas llevaban y traían, ellas siempre ellas.

Me confesó con la boca pequeña que “el hombre” muchas veces era el enemigo. A mí me sonó fuerte, y siendo honestos diré hoy aquí, que me dolió.

Intente replicar, ofrecí el contundente argumento por lo menos para mí, que si precisamente un hombre hablaba a otros hombres de maneras diferentes de vivir la paternidad…me interrumpió.  -_Alejandro! Chico…es que tú eres un ¡perro verde! Acorralado mencioné a Carlos González... _ “pues ya sois dos” dijo ella con una amable sonrisa.

Recordé mi masculina soledad entre mujeres embarazadas, en cada ecografía que hicimos. Mi solitaria presencia entre mamás en las clases de estimulación temprana a las que llevamos a Nico y Candela, la cara de mis compañeros cuando les dije que dejaba el trabajo y me iba de excendencia con Olga y los niños… de pronto aquella Mamá tenía razón.

Estoy absolutamente convencido que sólo es una percepción, que hay muchísimos hombres que están viviendo la paternidad desde un lugar contracultural. Papás que lamentablemente viven proscritos por sus iguales, que a veces no encuentran los canales o se sienten raros, diferentes, fuera del sistema.

En mis cursos y talleres, cuando por mis comentarios y ejemplos, los participantes perciben que este psicólogo no les va a recomendar a Estivill ni a Supernanny, se acercan tímidamente a compartir su experiencia. “Creo que a ti, te lo puedo contar…”. “Tu si me vas a entender…” y comparten que duermen con sus hijos, que han sido parte activa de lactancias prolongadas, que les cogen y abrazan cada vez que lo sienten, que su vida gira en torno a sus hijos.

Me invade un profundo sentimiento de tristeza y rabia cuando compruebo que esta sociedad machista, resultadista y enferma arrincona a hombres y mujeres, a los que confunde con recetas mágicas de crianza, buscando perpetuarse una y otra vez, al servicio de multinacionales de leche en polvo y oscuras maniobras farmacéuticas.

Ese gusto por ser parte de lo que hace todo el mundo, ese gusto por no ser señalado, lleva a Mamás que lactan con hijos “mayores” a esconderse o taparse, a parejas que practican el colecho a ocultarlo y vivirlo con culpa, la misma estúpida inmovilidad que nos lleva a callarnos en ciertos hospitales, cuando nos roban el parto de nuestros hijos.

Así hemos permitido que resulte normal ir a dar a luz y que nos maltraten, nos cesaréen porque sí, rajen a nuestras mujeres y nos roben a nuestros hijos horas y horas, con supuestos criterios médicos, que incluyen darles biberón, calor de lámpara halógena y roce de cuna plástica, mientras su Mamá desespera en una innecesaria sala de reanimación (la mayoría de las veces) y su Padre deambula ridículo consumiendo café por las plantas del hospital.

Madres y padres tenemos una gran responsabilidad en provocar un cambio social, un giro radical. Ellas lo están haciendo, inundan foros y blogs, están presentes en libros y conferencias. Difunden, protestan y con o sin sus parejas han emprendido ese cambio.

Sin embargo nosotros los hombres tenemos tarea. En nuestra mano está la posibilidad de ofrecer un referente modificador a otros hombres. Escribimos poco, asistimos poco a conferencias y talleres, trabajamos demasiado en otras cosas y seguimos siendo parte de la cultura que nos ha traído hasta aquí. Seamos honestos. Hemos sido los enemigos, los ausentes, los que pasábamos por ahí. Digamos basta. No llega con ser un Papá moderno que cambia pañales y da el bibi cuando se lo piden. Hace falta algo más.

Estos perros verdes que aparecen entres mujeres dedicadas en cuerpo y alma a nuestros hijos, muchas veces cansadas y superadas por la maternidad exclusiva, deben ser el apoyo y contención emocional necesario para Mamás en postparto, proactivos en la crianza y en la educación, defensores rabiosos de la lactancia a demanda y prolongada en el tiempo y activistas del colecho como una de la más maravillosas experiencias que la paternidad nos ha ofrecido. Dormir y acunar el sueño de nuestros hijos.

Rompamos las puertas de ese armario social y cultural, para recordar y recordarnos que en crianza y educación, el amor es la única estrategia. Sin recetas, sin métodos, con el corazón. La única y definitiva estrategia.
Publicado el 13 de marzo de 2011 en http://psicologiaceibe.blogspot.com

Visitas: 233

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Embarazo y Crianza para agregar comentarios!

Participar en Embarazo y Crianza

Comentario de Nora Espinel el octubre 20, 2011 a las 10:48pm
Excelente que vivan los perros verdes...
Comentario de Nora Espinel el octubre 20, 2011 a las 10:47pm
Que bueno leer el otro lado de la historia, excelente.... que vivan los perros verdes. Sin lugar a duda fundamental el rol de los padres comprometidos en todo el proceso de crianza de los hijos desde la gestacion hasta el dia a dia.
Comentario de flazad@hotmail.com el agosto 30, 2011 a las 1:20pm

MUY INTERESANTE ESTA PONENCIA, NOS DEJA MUCHO PARA REFLEXIONAR Y PENSAR COMO PADRES SOBRE LA CRIANZA DE NUESTROS HIJOS.

ES NECESARIO,UN CONSTANTE DIÁLOGO CON LOS HIJOS, BRINDÁNDOLES SIEMPRE AMOR Y ESPECIALMENTE SIEMPRE HABLARLES CON LA VERDAD.

SALUDOS A TODOS, FLAVIA

Comentario de flazad@hotmail.com el agosto 30, 2011 a las 1:16pm

ME PARECIÓ MUY INTERESANTE ESTA PONENCIA Y COMO PADRES  DEBEMOS REFLEXIONAR SOBRE LA CRIANZA DE NUESTROS HIJOS, PERO SIEMPRE BASADA  EN EL  AMOR,, EN UN CONSTANTE DIÁLOGO ENTRE PADRES E HIJOS Y FUNDAMENTALMENTE  CON LA VERDAD.

SALUDOS A TODOS, FLAVIA

Comentario de Dubraska josefina villafranca el agosto 29, 2011 a las 11:12pm
REALMENTE ES MUY BONITA LA REFLEXIÓN...Y SÍ....ES HORA DE IR CAMBIANDO LA MENTALIDAD DE MUCHAS PERSONAS...COMO BIEN SE DICE...COMENCEMOS A HACERLO BASÁNDONOS UNICA Y EXCLUSIVAMENTE...EN EL AMOR AL PRÓJIMO...PUES ESE ES EL VINCULO PERFECTO QUE ROMPE MUCHOS OBSTÁCULOS....FELICITACIONES...
Comentario de Alejandro Busto Castelli el agosto 29, 2011 a las 6:04pm

Gracias Lorena, Jean Carla, la conferencia del congreso profundiza en la línea marcada por el artículo. Seguimos trabajando.

Alejandro

Comentario de Lore Lei el agosto 29, 2011 a las 2:59pm
Estoy completamente de acuerdo con lo que Alejandro publica en este blog. Ya es hora de que empecemos a cambiar nuestra mentalidad y de que esta sociedad que tanto presume de modernidad empiece a compartir roles de género y a buscar esa igualdad efectiva y real que aun está por llegar también en el tema de la maternidad y la paternidad. No podemos seguir pensando que ya están todos los logros alcanzados con respecto a ello pues nada más lejos de la realidad, el embarazo, la lactancia, la crianza... son temas que deben correr aun un largo camino hasta conseguir calar en la sociedad de forma que esta se de cuenta de los errores que estamos cometiendo al permitir que la balanza del uso y disfrute de los mismos (con lo que ello conlleva) se siga inclinando tan claramente hacia el sexo femenino. Es hora de que las cosas se igualen y se comparta mucho más, se llegue más lejos y se consiga esa corresponsabilidad más basada en la acción directa que en el que dirán. Me ha encantado leer este blog, muchas gracias.
Comentario de Jean Carla Janette Avila Aguilar el agosto 29, 2011 a las 2:13pm
realmente muy bonita la reflexión, y me gustaria poder compartirla con mi esposo, porque como dice al finalizar el amor es la única estrategia para criar y educar a nuestros hijos y tanto padres como madres tenemos que estar juntos en este largo camino, el de SER PADRES

Visita Excellere Consultora Educativa

*****************************

ENCUESTA

 

© 2017   Creado por Embarazo y crianza.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio