Embarazo y Crianza

LA INFLUENCIA DEL DESARROLLO EMOCIONAL EN EL PROYECTO DE VIDA DE LOS NIÑOS Y NIÑAS DE 5TO Y 6TO° GRADO

PLANTEAMIENTO DE LA PROBLEMÁTICA
El ser humano desde el mismo momento que establece contacto con la sociedad,
Comienza a desenvolverse desde diversos ámbitos, permitiéndole fortalecerse en las distintas etapas evolutivas. De esta manera, experimenta cambios significativos en las áreas: física, motora, socioemocional, cognoscitiva y lingüística a las cuales se convierten en la materia prima que le ayudará a enrumbar la vida en las diversas dimensiones: personal, familiar, social y profesional. Cabe destacar, que en la medida en que el hombre va atravesando las diversas etapas del desarrollo, surgen una serie de incógnitas en torno a lo que realmente es y desea alcanzar en su vida, las cuales comienzan a manifestarse en la etapa de la adolescencia, haciéndose más persistentes cada vez que el ser humano avanza en su proceso evolutivo.
Sin lugar a dudas, la etapa de la adolescencia se manifiesta como un período de crisis, en la cual el adolescente comienza a plantearse muchas preguntas como: ¿Quién soy? ¿A dónde voy? Aunque no existe un planteamiento de vida claro, éstas son las primeras manifestaciones en torno a lo que es un Proyecto de Vida, pero de una manera muy primigenia. En este sentido, cuando el adolescente incursiona en el mundo universitario, comienza un nuevo despertar en torno a lo que realmente desea alcanzar en la vida.
La sexualidad es un componente del desarrollo humano y parte esencial de la salud integral, el lugar que los adolescentes tienen asignados en la sociedad y la forma cómo son tratados es determinante para su salud reproductiva; el bienestar físico y psicosocial contribuye al desarrollo de conductas sexuales y reproductivas saludables, los aspectos individuales y sociales incluidos en el concepto de la salud reproductiva repercuten en la adolescencia. El inicio de la actividad sexual coital y el embarazo no deseado en la adolescencia, puede tener consecuencias negativas en el campo de la salud física y mental, tales como el riesgo de enfermedades sexuales transmisibles, el aborto, mortalidad materna e infantil y diversos desajustes psicosociales que incidirían en el desarrollo de su proyectos de vida de allí la necesidad de que esta problemática pueda ser evitada, mediante una adecuada Educación Sexual, científica, sistemática y consustancial con la realidad social de los involucrados. Venezuela es el país de Sudamérica con mayor tasa de embarazo adolescente. Según datos de la Organización de Naciones Unidas, 91 de cada 1.000 gestantes tiene menos de 18 años. Un problema asociado principalmente a familias disgregadas y de bajos recursos que se repite generación tras generación y que el Ministerio del Poder Popular para la Salud lo asume como el segundo gran problema de salud sexual.
El embarazo puede ser una experiencia enriquecedora o traumática, dependiendo de las condiciones de la madre, constituye una etapa trascendental para cualquier adolescente. Al respecto Álvarez (2003), señala que al principio suele ser un trago amargo para la futura madre y por supuesto para la familia, la cual juega un papel muy importante en este tipo de circunstancia pues las jóvenes embarazadas en la mayoría de los casos, todavía se encuentran estudiando, sin recursos y sin independencia económica. Es por ello, que dependen de la ayuda familiar no sólo económica, sino afectiva y psicológica para salir adelante. Sin embargo, este es un periodo realmente tormentoso motivado a los grandes cambios a los que está sujeta la adolescente, los cuales pueden originar o ser el punto de partida de problemas y conflictos entre la joven y las personas de su entorno. Según el Organismo Regional Andino de Salud (2008),
Existen consecuencias que producen efectos negativos para el crecimiento personal de las adolescentes, las cuales pueden ser muchas, pero se tocarán aquellas que causan mayor impacto en la vida presente y futura de ellas y en su contexto familiar.
Estas son: deserción escolar, matrimonio precoz, problemas psicológicos, insatisfacción personal, baja autoestima, enfermedades físicas, deterioro de la vida social e interrupción de proyecto de vida.
En consecuencia, el embarazo en la adolescencia, puede originar actitud de rechazo por parte de los grupos de amigos, escuela y familia. No en vano expresa, Salazar (2008), que “en el plano social, la maternidad en la adolescencia, cambia totalmente la expectativa y la vida. Generalmente, tienen que interrumpir sus estudios, las salidas con los amigos, las fiestas, en definitiva, su vida social se deteriora” Este autor menciona, de acuerdo con su experiencia, la influencia social que ejerce la maternidad en la adolescente, que se traduce en rechazo, repudio, hostigamiento y expulsión del grupo, que conlleva a un deterioro de su autoestima, angustia, vergüenza, devaluación de su imagen que conduce a la auto marginalización y progresivo deterioro emocional.

Visitas: 15

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Embarazo y Crianza para agregar comentarios!

Participar en Embarazo y Crianza

Visita Excellere Consultora Educativa

*****************************

ENCUESTA

 

© 2017   Creado por Embarazo y crianza.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio