Embarazo y Crianza

Los niños y el sueño: "No quiere dormir solo"

 

¡Por supuesto que los niños no quieren dormir solos! Ni quieren, ni deben. Los bebés que no están en contacto con el cuerpo de sus madres, experimentan un inhóspito universo vacío que los va alejando del anhelo de bienestar que traían consigo desde el período en que vivían dentro del vientre amoroso de sus madres.

 

Los bebés recién nacidos no están preparados para un salto a la nada: a una cuna sin movimiento, sin olor, sin sonido, sin sensación de vida. Esta separación del cuerpo de la madre causa más sufrimientos de lo que podemos imaginar y establece un sin sentido en el vínculo madre-niño.

No pasa nada si traemos a los niños a nuestra cama. Todos estaremos felices. Sólo basta con hacer la prueba para constatar que el niño se duerme entre sonrisas, que la noche es suave y que no hay nada que pueda ser contraproducente cuando hay bienestar.

Lamentablemente las madres jóvenes desconfiamos de nuestra capacidad para comprender los pedidos de nuestros hijos que son inconfundiblemente claros. Circula socialmente la idea que satisfacer las necesidades de un bebé los convierte en “malcriados”, aunque paradójicamente, obtenemos una y otra vez el resultado opuesto al esperado, ya que en la medida que no dormimos cuerpo a cuerpo con los niños, ni los tocamos, ni los apretamos… ellos van a reclamar más y más.

Pensemos que el “tiempo” para los niños pequeños aparece como un hecho doloroso y desgarrador si la madre no acude, a diferencia de las vivencias dentro del útero donde toda necesidad era satisfecha instantáneamente. Ahora la espera, duele. Si los niños deben esperar demasiado tiempo para encontrar confort en brazos de su madre, se aferrarán con vigor a los pechos, mordiendo, lastimando o llorando, apenas tengan acceso al cuerpo materno. El miedo será la principal compañía, porque sabrán que la ausencia de la madre volverá en cualquier momento a devorarlos.

Los niños tienen razón en reclamar contacto físico ya que son totalmente dependientes de los cuidados maternos. Tienen conciencia de su estado de fragilidad y hacen lo que todo niño sano debe hacer: exigir cuidados suficientes para su supervivencia. La noche es larga y oscura, y ningún niño debería atravesarla estando solo. ¿Hasta cuándo? Hasta que el niño no lo necesite más.

Laura Gutman

 

Visitas: 954

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Embarazo y Crianza para agregar comentarios!

Participar en Embarazo y Crianza

Comentario de Olga Mónica Ferradás el octubre 31, 2011 a las 9:03am

Estoy sorprendida con esta información, cuando tuve a mis hijos había que sacarlos de la cama y cumplí al año ya los sacaba de la cama matrimonial, bueno en realidad ellos dormían en su moises al lado mio y luego los pasba a la cuna en su habitación...

Respecto al desayuno que se le puede hacer con un niño que no quiere desayunar cuando se levanta...

tiene tres años y no quiere saber nada de su desayuno, con que se puede reemplazar la leche?

Comentario de Jean Carla Janette Avila Aguilar el octubre 25, 2011 a las 3:37pm

Gracias por estas publicaciones, seguimos trabajando por el apego y la relacion madre niño y eso es bueno. TEndré en cuenta lo que sugieren para mi próximo bb ya que a mi hijita despues de los primeros dias la hice dormir sola, claro que fue muy tranquila y se acostumbró rápidamente a ello pero la importancia del contacto piel a piel entre las dos quedó un poco desfavorecida.

Comentario de María Elena López el octubre 17, 2011 a las 11:11pm
El tiempo compartido con los niños además de llenarnos de felicidad, seguramente nos redundará en beneficios a largo plazo cuando veamos crecer a nuestros niños interiormente fuertes, seguros e independientes.
Comentario de Flor Cofré Matus el octubre 17, 2011 a las 2:35pm

Mitos y más mitos destruyéndose!

Cuando llegue el momento en que decida tener un hijo, seguiré a pie juntillas lo que he ido leyendo.

Me siento tan feliz de haber tomado este congreso sin ser madre aún!!!

Comentario de Javier Piña Mendoza el octubre 10, 2011 a las 1:48pm
Se refuerza cada vez mas los beneficios del contacto entre padres e hijos, no solo emocional sino también corporal, resulta  no solo necesario sino imperante abrazarlos y que sientan el calor y amor...
Comentario de Yael Ariadna Pantychowski el octubre 10, 2011 a las 8:09am
Acuerdo en todo, el contacto físico sienta a su vez las bases para el desarrollo emocional y psíquico
Comentario de José Luis Severino Busto Cousill el octubre 10, 2011 a las 7:48am

No Flavia, un bebe no debe tener limites, el mismo límite se lo va poniendo la edad y es a medida que va creciendo que se dan las condicionantes para que el niño vaya aprendiendo y ubicando sus propios espacios.

Es lo que expresa Laura: Los niños tienen razón en reclamar contacto físico ya que son totalmente dependientes de los cuidados maternos. Tienen conciencia de su estado de fragilidad y hacen lo que todo niño sano debe hacer: exigir cuidados suficientes para su supervivencia. La noche es larga y oscura, y ningún niño debería atravesarla estando solo. ¿Hasta cuándo? Hasta que el niño no lo necesite más.:

Comentario de flazad@hotmail.com el octubre 9, 2011 a las 11:19pm

Excelente la ponencia, lo más hermoso para el bebe y la mamá es el contacto constante y la identificación que tienen ambos  entre sí. El bebé igualmente   necesita de ella, estar con ella y sentirla cerca todo el tiempo.

Pero considero que  hay un límite en el que creo que el bebé  debe dormir en su cuna, pero en su pieza, en su propio ámbito  y de a poco ir  identificando y conociendo   ese nuevo   lugar con sus olores, sus colores ,como su LUGAR.

Saludos a todos, Flavia

 

Comentario de Ana María Jimenez el octubre 8, 2011 a las 10:40pm

Esto me hace pensar, en cuanto insistimos en querer ver a niños y niñas como adultos,  ignorando toda emoción y necesidad de ellos/as. 

Y aquí debemos no sólo saber el significado de vinculo,  sino vivir el vinculo, priorizar y entender realmente lo que ello significa,. si fuese así, de todas maneras, ante la duda de dejarlo dormir en su cuna o junto a su madre, la respuesta sería sin titubear, la segunda, por el respeto a su proceso, a su tiempo, de vivir fuera del cuerpo. 

Saludos Ana María

Comentario de María Ernestina Pérez Sigala el octubre 8, 2011 a las 7:40pm

Esta ponencia me ha vuelto a los años de mi infancia cuando solo estaba protegida según yo por mi mamá y recuerdo que cuando ella iba a algun lugar y no me llevaba, sufria mucho porque pensaba en mi conciencia infantil que solo conmigo estaría a salvo ha pasado el tiempo y me queda claro que una madre es algo que jama se podra definir a ciencia cierta ya que solo la mamá y el hijo saben lo que significa ese lazo de unión aparentemente invisible pero tan determinante a lo largo de toda nuestra existencia.

Gracias por tan maravillosa ponencia. María Ernestina Pérez Sigala

Visita Excellere Consultora Educativa

*****************************

ENCUESTA

 

© 2017   Creado por Embarazo y crianza.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio