Embarazo y Crianza

Ponencia: Una maternidad centrada en la madre y la familia: Dres. M. Larguía, J. Martínez.

1) Concepción Filosófica.



El nacimiento de un hijo es un acontecimiento familiar, la materialización 
de la concepción de un hijo = persona, única e irrepetible.

Es la trascendencia de los padres y de los abuelos en la comunidad, en el mundo, en el universo infinito.

 

En épocas pasadas, el nacimiento de un hijo sucedía en el hogar, rodeada la madre por sus seres queridos, por sus próximos conocidos.

La habitación era la propia, acogedora, no atemorizante, rica o pobre,  pero
reflejando sus gustos, su idiosincrasia, su cultura.


La institucionalización del parto persiguió varios fines válidos e indiscutibles:

 

☺  proteger a madre e hijo;


☺  disminuir sus riesgos  de enfermar o morir;


ofrecer tecnologías más complejas (infraestructuras, servicios auxiliares, especialistas, etc.).



El objetivo válido se logró pero con un costo impensado.

 

La institucionalización del parto, especialmente en las mega- maternidades produjo varios problemas:

 


  • Amputó el grupo familiar;

  • No reprodujo la ambientación del hogar.

  • Las antes dueñas de casa, esposas-madres, son ahora pacientes.

  • Las familias son extranjeros con horarios restringidos.

  • Los hermanos no conocen al nuevo.

  • Los abuelos deben esperar por su nieto/a.

  • Las instituciones, aterrorizantes hospitales, mal
    diseñados para enfermos, se han apropiados de madres e hijos antes y después de nacer, y creen ser generosos por ello y motivo de reconocimiento y agradecimiento.

  • Las megas maternidades no escuchan las necesidades de quienes asisten y por ende no las reconocen ni satisfacen.

  • No saben quiénes son los verdaderos dueños de casa y
    creen serlo ellos.

  • Nosotros, los agentes de salud, quienes nos pagan
    por servir a la gente sólo  pensamos en nuestras necesidades.

  • Aún creemos, con omnipotencia, que nuestra misión es
    curar.

 

Urge reedificar nuestra identidad y aceptar que las madres y sus familias son  los verdaderos dueños de casa.

 

 

 

2) La cultura de la solidaridad


Hemos señalado que la inmediatez, el materialismo, las adicciones, tienen como destino para el hombre sólo la muerte, y que la contracultura 
imprescindible para la vida, es la solidaridad.



Esta puede expresarse en todos los ámbitos y desde todas las personas, pero ningún lugar es tan indiscutible para ejercerla como en las maternidades, sobre todo las públicas.

Respetar a la mujer embarazada es un acto solidario que se hace extensivo a la persona en gestación.

Respetar su derecho a la vida es también un acto solidario porque todos nosotros lo tuvimos.



Todos fuimos recién nacidos.

 

La solidaridad en las maternidades fortalece la autoestima de las mujeres-madres y facilita el establecimiento de un sólido vínculo madre-hijo protector y curativo de
situaciones sociales frecuentemente muy desfavorables.


Las maternidades, con el ejemplo, tienen que enseñar que la solidaridad es posible y además gratificante para quien la ejerce.


La solidaridad es una actitud ética inherente a los agentes de salud y debe hacerse extensiva al grupo familiar.

 

Maternidades respetuosas
centradas en las familias.

 

Una forma de vivir en
plenitud.
       



3) La familia, la mujer embarazada y la sociedad



La familia es la estructura base de una sociedad que pretenda ser sana, es la identidad de la sociedad.



Si existe, esa sociedad será coherente y cada uno de sus integrantes conocerá cuál es su misión en la vida y confiará en los otros.

 

El proyecto “Maternidades centradas en la familia” surge como una necesidad de la sociedad de manifestarse a favor de esta iniciativa.

 

Este prerrequisito es fundamental para el éxito del programa. No debe, no puede surgir como una concesión  generosa de la dirección de una Maternidad, sino como un derecho postergado de la gente. 



La sociedad debe conocer el proyecto, mejorarlo  a través de su sabiduría y expectativas e implementarlo a través de sus representantes políticos, ONGS, empresas, etc.


 El impacto de su ejecución deberá superar marcadores crudos, tales como mortalidad materna o perinatal porque influirá positivamente en indicadores de calidad y de satisfacción del cliente. En este caso, nada menos que de los “dueños de casa”.

 

4) Reformulación del rol de los hospitales y sus agentes de salud

 

La imagen social de un hospital se expresa como el poderoso, casi mágico lugar, al que concurren los enfermos para que se les devuelva por “generosidad “   la salud perdida.

Incluso, la nueva pretensión de estar sano,  es mezquina, ya que sólo
incluye la ausencia de enfermedades orgánicas, sin entender que la definición
debiera ser mucho más amplia: paz, creatividad, libertad, capacidad de  amar y ser amado, etc.

Los hospitales, como los médicos, deben perder esa imagen de omnipotencia, porque no la tienen y comprender que sus roles obligatorios e indelegables son acompañar y consolar al enfermo, cualquiera sea su tipo de enfermedad, en el marco de su familia a quien pertenece e integra.



Los hospitales deben lamentarse  de asistir sólo a  enfermos, 
porque lo valioso en la vida es mantener sano al sano.


Para ello deben rejerarquizar sus Áreas de Medicina Preventiva y Anticipatoria.



Los Hospitales y sus agentes deben brindar Educación para la Salud  en
los términos en que la hemos definido.



Los médicos, enfermeros, técnicos y todos los miembros del equipo de salud  deben dejar de deslumbrarse por acciones
transversales, mal consideradas heroicas, muchas veces reflejo de habilidades
artesanales.

El nuevo modelo digno de respeto es el solidario, el de servicio, en equipo, sumando esfuerzos longitudinales, todas las horas del día, de todos los días, de todos los años, por tota la vida. Un delantal blanco no debe provocar admiración, sino despertar confianza. Este es nuestro verdadero rol, el que nos  hará trascender.

 

5) Objetivos



El  proyecto tiene dos objetivos de muy bajo costo en términos presupuestarios, materiales o económicos. Este hecho no los hace fácil, pero sí posibles y en un corto plazo. Su simple enunciado es casi auto explicativo:

a.
Lograr un cambio de actitud
en los agentes de salud de las maternidades

públicas y privadas, y muy especialmente en las que denominamos mega
maternidades. El cambio de actitud esperado es el de reconocer a la mujer-madre
embarazada y a su hijo antes y después de nacer como los verdaderos y únicos
dueños de casa, personas-destinatarios de nuestra asistencia integrada por
todos en función de disponibilidad solidaria. 



b.
Incorporar “Servicios para la Familia” a los organismos hospitalarios,
a la

organización y a los encargados de conducción de las maternidades mencionadas,  un sistema de programación  y ejecución de los Servicios para la Familia.

 

Aceptando por comprensión la  validez de la propuesta de centrar
las
maternidades en las familias,
entendiendo que son la estructura básica  
y fundamental de la sociedad  y que el  nacimiento de un hijo es un
acontecimiento familiar. Como tal debe ser respetado y protegido. Desde esta
estructura de servicio, sus integrantes llevarán a cabo propuesta simples, como
la presente.

 

 

Dr. Miguel Larguía

 

Academico de numero (sitial Nº 2) de la Academia Nacional de Medicina
Jefe de
la division Neonatologia del Hospital Materno Infantil R. Sarda
Emprendedor
Social ASHOKA
Ex presidente de la Asociacion Argentina de
Perinatologia
Miembro honorario Nacional de la Sociedad Argentina de
Pediatria

 

Para conocer más sobre la maternidad Sardá, una maternidad centrada en la madre y la familia vea el siguiente video:

http://embarazoycrianza.ning.com/video/ponencia-maternidad-sard-una...

 

Visitas: 196

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Embarazo y Crianza para agregar comentarios!

Participar en Embarazo y Crianza

Comentario de Jean Carla Janette Avila Aguilar el diciembre 14, 2011 a las 4:33pm

Muy importante, ojalá todos los hospitales tenfrian en cuenta que lo más importante es el bienestar de la madre, su bebe y su familia, y que ellos esten en este acontecimiento tan importante como es el nacimiento del bb es muy importante,

Comentario de Zoa Barros el noviembre 16, 2011 a las 3:06pm

Me parece muy importante la humanización del embarazo y parto y para eso somo los propios integrantes del equipo de salud quienes debemos concientizarno de estos conceptos.

Saludos, Zoa.

Visita Excellere Consultora Educativa

*****************************

ENCUESTA

 

© 2017   Creado por Embarazo y crianza.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio