Embarazo y Crianza

Virus respiratorios: la lactancia las protege más a ellas que a ellos

Lo prueba un estudio realizado en el hospital Garrahan y la Maternidad Sardá

  


La doctora María Inés Klein controla a uno de los bebes en la Maternidad Sardá. Foto: Gentileza Fundación Infant

 

No cabe duda alguna de que la lactancia es el mejor "seguro" de salud para los bebes. Sin embargo, aún existen muchas dudas sobre cómo actúa ese mecanismo de protección natural.

Un estudio pionero para conocer con más precisión los beneficios de la leche materna se realizó en el hospital Garrahan y la Maternidad Sardá, y permitió comprobar que la lactancia protege más a las mujeres que a los varones de todos los virus respiratorios de la infancia. También mostró que el uso exclusivo de fórmula induce sólo en las mujeres un alto riesgo de sufrir enfermedades pulmonares graves, como bronquiolitis o neumonía.

"Además de comprobar que la lactancia es una medida simple que protege contra todos los virus respiratorios, vimos que no todos los bebes son iguales: las mujeres que no toman leche materna son todavía mucho más sensibles que los varones a las enfermedades respiratorias", explicó la doctora María Inés Klein, médica del Programa de Seguimiento de Prematuros de Alto Riesgo de la Maternidad Sardá, investigadora de la Fundación para la Investigación en Infectología Infantil (Infant) y autora principal del estudio que hoy publica Pediatrics .

Hasta ahora, comentó Klein, existía la idea de que la lactancia protegía a todos los chicos por igual a través de la transferencia de defensas. "Si fuera así -dijo-, la protección debería haber sido igual para todos, lo que no ocurrió."

De hecho, el estudio cuestiona la teoría de que la madre le transfiere a su hijo las defensas contra las infecciones a través de la leche materna. "Estamos empezando a comprender que, en cuanto a las enfermedades respiratorias, los bebes nacen con un mecanismo de protección contra todos los virus que la lactancia activa, aunque muy fuertemente en la mujer", opinó el doctor Fernando Polack, investigador principal del estudio y profesor asistente del Departamento de Pediatría de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.), que financió el estudio con fondos otorgados por los Institutos Nacionales de Salud de ese país.

Según estos nuevos datos, la leche materna ingresa en las bebas y activa un mecanismo capaz de reducir el riesgo de infección del 50 al 6,5 por ciento.

El equipo reunió a 119 bebes muy prematuros de los programas de seguimiento del Garrahan y la Sardá de no más de 1,5 kilos al nacer. La alimentación incluyó leche materna y fórmula, según las recomendaciones para ese grupo de alto riesgo.

Al finalizar el primer año, apenas el 6,5% de las nenas lactantes había sufrido una infección respiratoria lo suficientemente grave como para necesitar hospitalización, a diferencia del 50% de las nenas que sólo tomaron fórmula. En los varones, la protección de la leche materna y la fórmula fue del 18,9 y 18,5%, respectivamente. "Esto demuestra que, del grupo de bebes prematuros y también de bebes nacidos a término, las bebas que no se alimentan con leche materna son las que tienen el mayor riesgo pulmonar", señaló Polack, director de Infant.

El principal riesgo para los prematuros son las afecciones respiratorias, en especial, la bronquiolitis. "El virus sincicial respiratorio causa el 60% de las hospitalizaciones, de las que el 20% necesita asistencia respiratoria mecánica", afirmó.

Para prevenirla, se usa un solo fármaco. "Es tan costoso que el Estado tiene problemas para conseguir recursos para cubrir a toda la población pediátrica de alto riesgo -agregó-. Por lo tanto, la gran decisión de salud pública es a quién se le da." Por ahora, no existe un criterio universal y este estudio aporta una primera opción: las bebas no lactantes, incluidas las hijas del 30% de las mujeres que la OMS estima que no pueden amamantar por distintas causas.

Para el doctor Luis Prudent, profesor titular de pediatría de la UBA, el estudio aporta "un hallazgo muy original". Según el presidente de la Fundación para la Salud Materno-Infantil, que no participó del estudio, "esto no pone en duda el valor de la lactancia, sino que obliga a pensar en mecanismos inmunes diferentes y a considerar a la población pediátrica según el género y la alimentación".

El doctor Renato Tetelbom Stein, jefe del Laboratorio de Investigaciones de Enfermedades Respiratorias Pediátricas de la Pontificia Universidad Católica de Porto Alegre (Brasil), que tampoco participó en el estudio, opinó que : "Este es quizás el primer resultado significativo de una línea de investigación muy promisoria"..

Visitas: 178

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Embarazo y Crianza para agregar comentarios!

Participar en Embarazo y Crianza

Visita Excellere Consultora Educativa

*****************************

ENCUESTA

 

© 2017   Creado por Embarazo y crianza.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio